El León Blanco

El deporte de la malla alta en el sexo masculino en Cuba ha dado espléndidos jugadores que forman parte de la historia universal de este deporte. Leyendas de las canchas como Joel Despaigne, Abel Sarmiento, Raúl Diago, Gilberto Herrera, Orlando Samuels entre otros.

En generaciones más actuales han salido a relucir los nombres de Osmany Juantorena, Wilfredo León, Robertlandy Simón y Yohandry Leal. Si bien hubo un tiempo que nuestro voley nacional parecía que no iba a producir una estrella más, apareció de la calma aparente Roamy Alonso.
El León Blanco nació el 24 de Julio de 1997 en Pueblo Nuevo, Matanzas. Un jugador de cualidades técnicas y físicas, que enamoraría a más de un especialista.

Roamy Alonso realizando un ataque central

A sus 22 años mide 2.01 m de altura, y pudiera parecer un central más, pero la destreza al moverse en la net sumada a su potencia de salto sin impulso, lo convierten en uno de los mejores bloqueadores del área, con una capacidad de concentración en la cancha propia de un veterano.

Su fuerza en el ataque, temple en momentos claves y en buen cubano, guapería en la cancha, han convertido a Roamy en un ídolo y símbolo de esperanza para este equipo. Lo de este chico no es casualidad, en poco tiempo, partido tras partido, sus excelentes registros lo han colocado bajo la mirada atenta de diversos clubes.

Este año su crecimiento ha sido formidable, su regularidad en los torneos disputados, logro captar la atención de varios clubes de Argentina, para finalmente fichar por el Ravena de la Serie A1 italiana. Fichaje vestido de suceso pues, desde la llegada de Jiménez a Italia, ningún otro cubano llegaba a la mejor liga del mundo.

Roamy Alonso festejando

Alonso ahora tiene mucho camino por delante, en la selección estará acompañado de Simón, uno de sus ídolos y quien le puede aportar mucho con su veteranía.

El trabajo en Italia augura buenas sensaciones para Roamy, una experiencia que ayudaría a pulir y perfeccionar su juego, pues calidad tiene. Con una maleta llena de sueños y con el coraje tatuado en forma de león en su brazo izquierdo va rumbo a Italia la esperanza del voleibol cubano, Roamy Alonso, el León Blanco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s