La Serie Azul

Para cualquier aficionado al béisbol que hinche por los azules de la Capital, la serie 49 está en el recuerdo cálido de los industrialistas como uno de los triunfos más peleados por los jugadores. Una temporada llena de tragos amargos que contó un desenlace feliz para el béisbol capitalino. El Play Off recordado mucho por las incidencias en Santi Spíritus, la escena de maltrato animal que se sucedió en el Latino, cuando un gallo fue desplumado por medio estadio y la intensa final frente a Villa Clara remontando los dos últimos choques para ganar el campeonato.

La temporada regular finalizó con los Industriales en la cuarta posición de la Zona Occidental, apenas la nave azul superó a Pinar del Río por un juego para clasificarse a la postemporada. El equipo en cuanto a manejo de plantilla estaba completamente roto, las desavenencias de los jugadores con el manager Germán Mesa se encontraban a flor de piel. La nómina estaba completamente partida a la mitad y se previó que se fuera a pique en la postemporada. Puesto que si ya había situaciones complejas en el vestuario la cosa se puso rojo vivo cuando el manager quería trasladar a sus jugadores 3 días antes a la central provincia de Santi Spíritus para una mejor adaptación.

El Play Off de Cuartos quedó servido, Leones vs Gallos. Tras una victoria en el primer juego de los azules en el segundo ocurrió un hecho que marcó la unidad en el dogaut capitalino.
Una pelea multitudinaria luego de que Yanier Sosa le propinara un Dead Ball a Lisbán Correa y este salió a darle caza con bate en mano como si una pelea de barrio se tratara, posteriormente se desató una trifulca con integrantes de los espirituanos y para finalizar con la policía del estadio. Este hecho desencadenó la expulsión de Correa de la Serie, muchas sanciones disciplinarias y una reunión secreta entre los jugadores de Industriales sin el conocimiento del cuerpo de dirección para pactar la unión del equipo y el triunfo de la serie.

Ya pasado esto todo fue sonrisas, los triunfos ante SSP no se hicieron esperar. Mandaron a los del Yayabo 4 juegos por 1 y posteriormente en semifinales a la antigua provincia de La Habana por 4-2. Odrisamer Despaigne y Armando Rivero cargaron la batuta del picheo mientras que Urguellés y Malleta desbordaban ofensiva.

La Final frente al Villa Clara de Eduardo Martín, hizo que cada partido fuera un manicomio. En Santa Clara los dos primeros juegos fueron victoria para los azucareros y el regreso al Latino fue increíble. Los dos primeros partidos los Leones salieron propinando dos golpes seguidos a los villaclareños mientras que en él tercero los naranjas pusieron a punto de mate la final y llevaban la serie de vuelta al Sandino.

Los tres partidos en el Coloso del Cerro dejaron espectaculares jugadas defensivas como la de Ariel Pestano en el Home sacando par de outs consecutivos en la goma, un estadio repleto de aficionados marcando las mejores concurrencias históricas de series nacionales.

El 6to juego vió como los azules en las postrimerías del partido remontaban mandando todo al último y definitorio choque. El 7mo juego comenzó con los giraldillos arriba manejando una cómoda victoria de 5 carreras por 2. Arley Sánchez lanzaba cómodamente hasta q salió del box en la 7ma entrada. Todo se removió cuando Yandis Canto en el 8 inning pegaba un Home Run al relevista Brian Ruiz para empatar el choque a 5 . En el 9no hasta el 10mo entró en acción Joan Socarrás, para hacer la hombrada, que siendo sinceros es lo más meritorio y lo único a destacar que ha hecho en series nacionales. Repartió 5 ponches a los 8 bateadores que enfrentó y aseguró la ventaja que se había conseguido en el principio del 10mo cuando Rudy pegó un elevado que picó entre el jardinero y la segunda base provocando un choque entre estos e impulsando las carreras, que a la postre serían definitivas.

El ponche del zurdo capitalino al último bateador naranja provocó la euforia en el terreno y el éxtasis en la madrugada de toda La Habana. El grito de Industriales campeón, las congas las fiestas el pueblo tirado a la calle por una causa que no era política fue lo más hermoso, personalmente no recuerdo una noche en La Habana donde había tanta gente despierta y de fiesta.
Ejemplos de esfuerzo deportivo y unidad de jugadores fueron puntos clave en esta linda historia de béisbol que más de un aficionado azul recordará y contará a sus hijos, que fue ese 31 de marzo de 2010 cuando toda la Capital se unió en un solo grito de ¨Industriales Campeón¨.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s