¿A quién hay que pedirle permiso?

En varias ocasiones me pregunto cómo una persona puede ser negado en su propia tierra. Me parece inadmisible que por cuestiones políticas, legales o simplemente de problemática personal de algún dirigente vuelva a ocurrir un hecho que pone en evidencia la mala gestión del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER).

Hace ya más de un mes, media fanaticada del Fútbol Cubano se emocionó con la comparecencia ante la prensa del capitán Aricheell Hernández tras el partido con Canadá en Islas Caimán. Sus palabras no fueron otras que la solicitud pública de los llamados legionarios para que ayudarán a rescatar un bote que desde hace tiempo está haciendo aguas.

Palabras del Capitán Cubano Aricheell Hernández

Tras este hecho eran de esperar que ocurriera un movimiento de la AFC y así fué. Se conoció hace pocas horas (por una fuente que prefirió mantenerse en el anonimato) de una reunión efectuada el fin de semana pasado entre el Comisionado de Fútbol Nacional y los directivos del INDER. El motivo no fue otro que presentar por enésima vez la posibilidad de llamar a la convocatoria de la Selección de Fútbol mayor a 4 de los llamados legionarios. El resultado fue el mismo que se obtuvo un año atrás, un NO rotundo por parte de las autoridades que rigen el Deporte en Cuba.

Aún se desconoce para el autor las causas de la negativa de la máxima instancia del deporte cubano. Lo que no me explico si el Vicepresidente Jorge Polo Vázquez o el Presidente Osvaldo Vento pecan de ingenuos o simplemente se deben a las órdenes de alguien más arriba, que tiene el movimiento deportivo cubano avanzando más lento que una tortuga ciega, coja y en estado. Si bien se sabe de qué Oliet y Luis Hernández no son santos de la devoción de nadie por su trabajo, debido a que se manejan varias teorías sobre la supuesta eficiencia de su labor al frente de la AFC, en ocasiones el poco empeño que ponen en hacer algo bien, se les empaña por no exigir sus derechos de autonomía de manera enérgica.

Jorge Luis Corrales lateral izquierdo del Montreal Impact de la MLS, uno de los nombres manejados en la reunión del fin de semana.

Si nos alegramos de que nuestros atletas triunfen en el deporte a cualquier nivel y defendemos el sentimiento de patriotismo de cada uno de ellos, no entiendo a qué se debe el rechazo a hombres que a pesar de nacer aquí en Cuba y querer darlo todo por esta nación sin exigir nada. Ya países de una doctrina política más cerrada como Corea del Norte permiten el ingreso de legionarios a sus filas, ¿por qué Cuba no?

Las palabras discriminación, incumplimiento de estatutos de la FIFA parecen ser bastante fuertes pero son reales. El Fútbol Nacional pasa por uno de sus peores momentos históricos y la posibilidad de salvarlo está al alcance de un teléfono. Si las autoridades del deporte no tienen autonomía, si los que dirigen el INDER la tienen pero no del todo, entonces, ¿a quién hay que pedirle permiso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s