SE HIZO LA MÁGIA

Por: Henry Morales Márquez

El día 3 de enero del 2020 quedará marcado para muchos aficionados del béisbol en la capital. El regreso a una postemporada con juegos nocturnos era más que un deseo, una necesidad inaplazable para los adeptos del deporte de las bolas y los strikes.

Una nota oficial de la comisión nacional de béisbol hace par de semanas, oficializa que el Coloso del Cerro se vestía de gala con su traje de luces para el encuentro. La algarabía, el revuelo y las enormes ganas de beisbol, movilizaron más de una decena de convocatorias para asistir al Estadio.

El día 3 llegó y La Habana era otra. En el Cerro se amanecía con más vida que nunca, multitudes arriban a las taquillas del Coloso para adquirir su entrada al espectáculo nocturno. A partir de las 2pm ya las filas eran enormes para entrar Estadio que abrió sus puertas al público a razón de las 4pm. La alegría, excitación, nerviosismo se denotaba en cada rostro de aficionados, una respiración profunda te hacía saber que en el ambiente se respiraba béisbol.

Llegó la hora indicada, 8y30 de la noche. Que nostalgia, acompañada de sentimientos inexplicables. Hacía cuantos años el Latinoaméricano no estaba abarrotado, miles de ojos dentro y fuera de Cuba encendían sus televisores para ser testigos del regreso del espectáculo a la capital. La foto de Vladimir García Burgos expresa más de lo que se puede decir en algunas líneas.

El juego, efectuado duro un poco más de 3h, donde la conga, el grito del parcial, la algarabía, la impotencia y el júbilo se adueñaba de los corazones dentro y fuera del local. El Rey León “Rey Vicente Anglada y sus azules habían devuelto la magia. Solo algunos elegidos saben lo que es estar dentro de ese terreno y tener en sus brazos el corazón de miles de personas.

La victoria del conjunto visitante, deparó el final de un juego no apto para cardiacos. Pero la realidad que el resultado fue secundario, pues no cabe duda que lo principal sucedió en la grada. Armandito el Tintorero parecia querer escapar de su inmortalizada estatua y subirse encima de la banca azul. Los locutores de la COCO, no habían narrado con tanta pasión un juego azul en toda la temporada.

El Béisbol, es el pasatiempo nacional y hoy quedó más que demostrado con las más de 60 000 personas que arribaron al Latino. La alegría que hace mucho tiempo se perdió, regreso el pasado viernes 3 de enero a los corazones beisboleros de La Habana. Se hizo la Magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s